El número de usuarios de drogas se mantiene: 276 personas atendidas durante 2015 en el Centro Maritim

  • El 63,40% de los usuarios son hombres entre 35 y 50 años
  • Las principales drogas consumidas son el alcohol, la cocaína fumada y la heroína

final19(1)

VALENCIA – ENERO 2016. Las conductas adictivas y la exclusión social son dos problemáticas que a menudo van de la mano, sobre todo, en los barrios y poblaciones con menos recursos de las grandes ciudades. Así lo ponen de manifiesto los datos obtenidos por el Informe Anual del Centro Integral de Baja Exigencia, CIBE Marítim del Comité Antisida de la Comunidad Valenciana, que ha llegado a conclusiones reveladoras, tras su actividad durante 2015 en el cuidado de la salud de las personas consumidoras de drogas en situación de exclusión social. Sigue leyendo

Volver a empezar

“Siempre he estado seguro de tener el control de mi vida. Durante mucho tiempo he pensado que todo eran experiencias que más tarde recordaría a mis nietos y me harían sentir un aventurero de juventud. Sin embargo, los años han ido pasando y nunca he llegado a cambiar de etapa. Cada vez que he intentado superar mis adicciones he vuelto a recaer y eso me destroza. Hace tan solo un mes me metí el último golpe”.

josevi Sigue leyendo

Lo disfrutable

Camila volará este verano a Bolivia después de diez años para que su familia al fin conozca a su hija, que acaba de cumplir cuatro. Van a compartir dos largos meses, que se le tornarán fugaces, porque nada le entusiasma más que abrazar a su madre, que tantas veces le ha pedido que regrese y tanto ha envejecido desde que se marchó: “lástima que allí una familia humilde no pueda costear un tratamiento para el VIH; es es el único motivo por el que continúo en Valencia y no he vuelto a mi país para quedarme”.

2015-05-06 10_Fotor

Sigue leyendo

Otro junio para Máryuri

Cuando se iniciaron las primeras investigaciones se llamó “club 4H” a lo que se pensó que era el conjunto de colectivos de riesgo más expuestos para adquirir VIH. Este término discriminatorio englobaba a homosexuales, heroinómanos, hemofílicos y haitianos. Los afectados no pertenecientes a esta catalogación se convertían en una excepción de quien compadecerse. Mala suerte por sexo no protegido. Como sucedió a muchas mujeres en los años 80 y como ha pasado con Máryuri, una mujer de 42 años diagnosticada con VIH hace ocho meses. Ella siempre ha sido una chica sana, le gusta cuidarse, nunca ha probado las drogas y ha tenido sexo con tres personas en toda su vida: “jamás hice nada en mi vida diferente a lo que hace cualquier mujer cuando tiene sexo con su pareja”.

Maryuri

Sigue leyendo